La Venta de Vargas, fusion entre gastronomia de Cadiz y flamenco

La Venta de Vargas, fusion entre gastronomia de Cadiz y flamenco

La Venta de Vargas no solo es un restaurante de San Fernando, sus paredes son fiel reflejo de los más de 90 años y de sus cuatro generaciones consagradas a este negocio.

La venta de Vargas, cuna de artistas gaditanos

Fundada en 1924 la Venta de Vargas ha hecho y es historia. Se ha convertido en una seña de identidad de La Isla de León y del flamenco, si, el restaurante la Venta de Vargas es un referente en el mundo del flamenco. Desde sus inicios ha tenido dos vertientes, la hostelera y la flamenca.

No profundizaremos en su andadura en el mundo del flamenco, porque de todos es conocido el papel que ha tenido desde su inauguración en el desarrollo, evolución y difusión del flamenco y los grandes artistas gaditanos que de la Venta de Vargas han salido. La niña pastori, Sara Baras… y sobre todo Camarón de la Isla.

Restaurante-venta-vargas-san-fernando

Gastronomia tradicional de la Bahia de Cádiz

De la vertiente hostelera debemos decir que mantiene la cocina tradicional de la Bahía de Cádiz y guisos traídos de Alcalá de los Gazules con platos actuales e innovadores, pero sin sucumbir a la denominada cocina moderna.

Si tenemos la oportunidad de comer este verano en el restaurante la Venta de Vargas, nada mas entrar nos llamará la atención la cantidad de fotos con personalidades y famosos de todos los ámbitos que cubren sus paredes, y su rincón reservado al Camaron de la Isla, al sentarnos y leer la carta nos daremos cuenta que no estamos en un lugar cualquiera.

Para picotear…

Para hacer boca podremos pedir unos entrantes. La amplitud de la carta permite una elección muy variada, y con la calidad del restaurante la Venta de Vargas, difícilmente nos equivocaremos. Desde un poco de fritura, entre la que podemos degustar el cazón en adobo, boquerones, croquetas de la Tía María o las Tortillitas de Camarones de la Isla, estas últimas están tan buenas que dicen que hasta el propio Rey venía a comerlas, hasta diferentes modalidades de almejas, destacando las almejas a la marinera, revueltos variados, surtidos de ibéricos de alta calidad y platos fríos como “Tomates de la huerta aliñados al orégano”.

¿Seguimos con hambre? ¡Platos principales!

Si vuestra intención es poneros las botas, y además del tapeo con los entrantes queréis comer algo más, podéis elegir entre guisos (Berza gitana, Rabo de toro, Garbanzos con acelgas, Menudo de chocos, Cazón en amarillo…) pescados (Lenguado de estero, Dorada o zapatilla de estero, Merluza…) o carnes (Solomillo de cerdo o de ternera, Filete de cadera de ternera, Filete de cinta de cerdo, Chateuriand de cerdo o de ternera…)

Si lo preferís, y no tenéis muy claro que pedir, podéis elegir entre varios menús muy completos ya confeccionados que oscilan entre 33 y 58 €.

Con suerte en vuestra visita al restaurante la Venta de Vargas puede coincidir con uno de los días con actos programados. Así podréis degustar la gastronomía de Cádiz tradicional mientras sois publico de una actuación en directo.

Por cierto, ya que estáis en San Fernando, os proponemos acercaros a visitar la peña del Camarón de la Isla, o el panteón de marinos ilustres.