Tapear y comprar vino en las bodegas de Chiclana de la Frontera

Tapear y comprar vino en las bodegas de Chiclana de la Frontera

En breve, del 11 al 15 de junio, se celebra la feria de Chiclana de la Frontera, con nueva portada, dedicada este año a la localidad vecina de San Fernando. Aprovechamos por tanto para hablar de Chiclana de la Frontera, famosa por sus monumentos, playas, hoteles, campos de golf… pero hoy decidimos pasar un domingo de tapeo por la ciudad, ¿os apuntáis?.

Bodegas y vinos de Chiclana de la Frontera

Chiclana encierra una cultura del vino que se respira en todos los rincones. Vinos que se elaboran a partir de las uvas palomino y moscatel de los 300 pequeños viñedos que rodean la ciudad. Con una decena de “bodegas de producción”, algunas con ciento cincuenta años de solera, una excelente opción es realizar un ruta por las distintas bodegas para degustar sus caldos y gastronomía, además por supuesto de comprar vino en chiclana de la frontera porque en las bodegas suelen vender al público a precio de mayorista.

Entre los caldos Chiclaneros destacamos:

FINO (Variedad de uva: palomino). De color amarillo pajizo, aroma punzante y suave, algo almendrado. Seco y ligero al paladar. Es un gran acompañante del jamón ibérico, del marisco y del pescado frito.

AMONTILLADO (Variedad de uva: palomino). De color ámbar, con aroma punzante y atenuado, avellanado. Es suave y ligero al paladar. Idóneo para la mesa, con sopas, verduras, carnes blancas y, especialmente, pescado azul y atún rojo.

OLOROSO (Variedad de uva: palomino). De color ámbar a caoba y, como indica su nombre, presenta aroma muy acusado. Tiene mucho cuerpo (nuez), paladar seco y ligeramente abocado. Es un vino excelente para la mesa, con carnes rojas y con tapas sofisticadas.

CREAM Oloroso Dulce (Variedad de uva: palomino y moscatel). Por una parte presenta el cuerpo y el vigor del oloroso, y por otra el sabor aterciopelado y suave del moscatel. Presenta color oscuro. Ideal para cualquier hora, incluso con hielo picado y hierbabuena.

MOSCATEL (Variedad de uva: moscatel). De color oro pálido o color oscuro, dependiendo de si ha sido envejecido en botas de madera. Ideal en la sobremesa y en la merienda, apetecible también para tapear e inconfundible como postre

BLANCOS de Mesa (Variedad de uva: varias). De color pálido, aromas y sabores varietales.

Al ser numerosas las bodegas de Chiclana de la Frontera, nos es imposible recorrerlas todas, así que cada uno puede realizar un recorrido personalizado. Nosotros visitamos dos de las bodegas con mas tradición para comer y para comprar vino en Chiclana de la Frontera.

Bodega El Sanatorio

Nuestra primera parada fue en, Bodegas el Sanatorio. Bodega fundada por Pedro Aragón Morales en 1795, situada en la C/ Olivo, en la carretera Cádiz-Málaga. Aquí nos decantamos por degustar una copa del famoso Moscatel la gloria, un “must” en los Carnavales de Cádiz y uno de las bebidas más queridas por los gaditanos, y un Cream Viejo Arrumbaó. Ambos 10,50 € el pack de dos botellas.

moscatel-gloria-bodega-santuario

Restaurante Bodega El Carretero

La segunda parada nos llevó a las Bodegas “El Carretero”. Fundada por D. Idelfonso Caballero Odo en 1857. Probamos el Fino y repetimos con el moscatel, ya que en Chiclana el moscatel es ideal. En septiembre suelen organizar la Feria Internacional de la cerveza, si no recordamos mal, este año 2014 será su cuarta edición.

Gastronomía gaditana para comer en Chiclana de la Frontera

Además, en ambas bodegas disfrutamos de una gastronomía de cocina tradicional, basada en tapas de calidad, platos con recetas de siempre y postres caseros. Para abrir boca empezamos con un gran desconocido, el langostino de Chiclana, de un calibre algo menor que el habitual y finísima carne. Además, probamos las chacinas chiclaneras, en especial la butifarra, la longaniza, y los chicharrones, complementos ideales para acompañar los vinos de la tierra.

Seguimos con una tapa del plato más típico, la Berza Chiclanera, para terminar con pescado, criado en los esteros y piscifactorías que integran las marismas de Chiclana de la Frontera.

La carta de la Bodega El Carretero es muy amplia y económica. También podéis encontrar ensaladilla gaditana, carne al toro, brocheta de solomillo, berenjena rellena o arroces.

Un buen día en Chiclana de la Frontera, aperitivo, comida, bebida y un buen postre casero con café todo por 20 euros por persona, además, como hemos dicho, las bodegas te venden a precio de mayorista las botellas del caldo que prefieras llevarte, nosotros elegimos dos de moscatel, 10,50 euros, y otras dos de fino por 10,50 € también.